Ir a la barra de herramientas

El objetivo del Plan es identificar y tratar a niños, niñas, embarazadas y lactantes con desnutrición aguda

 

Santo Domingo.- Presentan el Plan Nacional para la Reducción de la Desnutrición Aguda, procurando alcanzar al menos 20,000 niños menores de cinco años, 700 embarazadas y madres lactantes integrado por la Vicepresidencia de la República, el Ministerio de Salud Pública (MSP), Servicio Nacional de Salud (SNS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

 El objetivo del Plan es identificar a niños y niñas entre 6 meses y cinco años, así como a embarazadas y madres lactantes con desnutrición aguda, o en riesgo inminente de desnutrición, y tratarlos con alimentos terapéuticos listos para consumir, a la vez que se hace consejería nutricional a las familias.

La desnutrición aguda se manifiesta cuando el peso del niño o niña se encuentra muy por debajo del estándar de referencia para su talla. Este tipo de desnutrición es grave, y requiere atención inmediata.

“El personal de salud y promotores comunitarios que participarán de esta iniciativa realizarán un diagnóstico inicial de los beneficiarios utilizando la medida de una cinta conocida como circunferencia del brazo medio superior (MUAC). Esto permitirá establecer el tipo de desnutrición aguda del niño o la niña; severa, moderada o si tiene riesgo inminente de desnutrición”, explicaron las organizaciones durante una conferencia de prensa conjunta.

Destacaron que, en concordancia con la intensidad de desnutrición aguda identificada, y si no hay ninguna enfermedad, los niños y niñas se podrán tratar en el Centro de Primer Nivel (CPN) o en la comunidad con el alimento terapéutico listo para consumir que se administra directamente.

El acto con la prensa estuvo encabezado por la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, el doctor Plutarco Arias, ministro de Salud Pública, el doctor Mario Lama, director ejecutivo del SNS, la doctora Rosa Elcarte, representante de UNICEF y Ramsés Gauthier, director interino de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). En el evento protocolar, incluso, se dieron cita Gloria Reyes, directora del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) y Mauricio Ramírez-Villegas, coordinador residente de la ONU, al igual contó con la participación del representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Romain Sirois.

La vicepresidenta Raquel Peña, quien también es coordinadora del Gabinete de Salud, sostiene que este tipo de acciones mueven a la nación a una mayor responsabilidad social. “El gobierno y las organizaciones humanitarias tenemos una función clave en la implementación de políticas públicas para evitar que la desnutrición cause daños sociales irreparables. La salud de nuestros niños no es solo un punto en nuestra agenda; es un compromiso de Estado: Proteger a los niños, es proteger el destino de nuestro país”, añadió la vicemandataria.

Además, la Excelentísima vicepresidenta reafirmó el deber que tienen los organismos nacionales e internacionales involucrados en el reto de la aplicación de las soluciones que contribuyen a una mayor disponibilidad y acceso a los alimentos; un mejor consumo y su adecuada utilización por parte de la población.

Peña notificó que “el Gobierno central, las autoridades municipales e instituciones públicas y privadas no descansaremos en la creación y ejecución de políticas e implementación de programas sociales para disminuir la desnutrición y cualquier otra situación de salud que afecte a la niñez”.

Por otro lado, el ministro y profesional de la medicina, Arias, manifestó que la División de Nutrición del MSP ha estado involucrada en el diseño del Plan, en coordinación con el SNS y UNICEF.

Del mismo modo, informó que “la detección y el manejo de los casos de desnutrición aguda en la comunidad y Centros de Primer Nivel se realizará en base a un protocolo simplificado para actuar en el ámbito local. Asimismo, los especialistas en nutrición del Ministerio de Salud reforzarán la capacidad técnica del personal sanitario especializado, designado para el rastreo y el tratamiento de los casos de desnutrición aguda que requieran hospitalización, así como del recurso humano de las Direcciones Provinciales de Salud, para el monitoreo al cumplimiento del protocolo establecido, en coordinación con el SRS”.

En el encuentro, el doctor Lama señaló que junto al MSP y UNICEF se están realizando los preparativos para comenzar con la primera fase en los Centros de Primer Nivel (CPN) de siete provincias del país, entre ellas Barahona, Bahoruco, Pedernales, Independencia, Elías Piña; San Pedro de Macorís y Hato Mayor, y que se irán expandiendo a otros territorios del país, de manera progresiva, de acuerdo con las necesidades que se identifiquen.

“Se tiene previsto la capacitación de los equipos de salud de los CPN involucrados en esta primera fase, incluyendo la red de promotores. Los directores de los Servicios Regionales de Salud (SRS) y encargados de gestión del Primer Nivel de Atención serán responsables del cumplimiento del protocolo por parte de los equipos de salud de los CPN, y del monitoreo de tratamiento de todos los casos de desnutrición de sus zonas de trabajo, así como del seguimiento de la logística de distribución de los sobres de alimentos terapéuticos listos para consumir”, agregó Lama.

A seguidas, Gauthier, director interino de la USAID, remarcó que como país líder a nivel global en brindar asistencia en salud y humanitaria, los Estados Unidos siguen siendo el principal aliado de República Dominicana en la lucha contra el COVID-19.

En relación con la pandemia, la representante de UNICEF indicó que los resultados de estudios internacionales, y ahora también locales, están mostrando que uno de los impactos del coronavirus en la sociedad, y que la desconcierta, es que las familias vulnerables están teniendo dificultades para alimentar a sus miembros, y los niños pequeños son los más vulnerables frente a esta situación.

A su vez, compartió los resultados de las recientes encuestas realizadas por distintas Agencias de las Naciones Unidas en las que se destacan que, en los cascos urbanos de 18 municipios del país, y de una población encuestada de 5,900, el 30% de las familias, ha reducido el número de comidas por día y el 43% ha disminuido las porciones de alimento servido. Alegando que un 78% de la población analizada afirma que la alimentación es una de sus mayores preocupaciones.

“Todos estos hallazgos nos indican que la desnutrición aguda está aumentando en el país”, aseveró Elcarte, advirtiendo sobre los efectos negativos e irreversibles que tienen las carencias de nutrientes, de cuidado, y de cariño en el desarrollo cerebral de la primera infancia.

En ese sentido, enfatizó que UNICEF junto a las autoridades sanitarias, han preparado este Plan para reducir la desnutrición aguda en niños y niñas menores de cinco años, embarazadas y madres lactantes.

Para el logro del Plan, el Fondo ha adquirido, de momento, 636,000 sobres de alimentos terapéuticos listos para consumir, 2400 unidades de leche F-75; para los casos que requieren hospitalización y 7,500 MUAC.

Asimismo, con el apoyo financiero de la USAID diseñaron una APP, denominada “Nutre MUAC”, que servirá para registrar toda la información del niño o niña con desnutrición aguda, la medida del brazo del niño con la cinta-MUAC, el tipo de desnutrición aguda, el tratamiento administrado, la evolución positiva o negativa; si ha sido referido a hospital por tener complicaciones, o si abandonó el tratamiento por desplazarse a otro lugar.

De igual manera, varios materiales y un video educativo para el personal de salud y los promotores comunitarios que van a tratar a los niños, niñas, embarazadas o madres lactantes, incluyendo una guía para reforzar la consejería en alimentación y nutrición.

Al finalizar la jornada, la doctora Rosa Elcarte agradeció la importante contribución financiera de la USAID para el desarrollo efectivo de este Plan, así como el apoyo de otros donantes como Banreservas, Grupo Ramos, Grupo Humano y Marítima Dominicana (MARDOM), que se encuentra almacenando de forma gratuita todos los alimentos terapéuticos comprados por UNICEF.

“Valoramos el soporte de muchos dominicanos y dominicanas que colaboraron e hicieron sus donaciones durante el Día de las Madres tras la campaña de recaudación de fondos de nuestra entidad para la reducción de la desnutrición aguda, de la misma forma a los bancos que se solidarizaron con esta recaudación: Banco Popular, Banco BHD-León y Banco Promerica”, puntualizó la vocera de la agencia de la ONU.

FOTOS: UNICEF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *